31 de enero de 2009

John Grisham. "La Tapadera"


Existen best-sellers y best-sellers, y este es de estos últimos. Quien diga que Grisham no tiene buena pluma es que no lo ha leido de verdad. Sus historias te absorben, su estilo es rápido y sus libros consiguen hacerte pasar un buen rato. Éste es uno de los más famosos de su extensa obra, pero no me mojaré en si es el mejor. A mi me ha gustado y puedo asegurar que es de los mejores. Sigues a un abogado, recien licenciado, que empieza a trabajar para un bufete en el que parece que todo es perfecto. Pero, poco a poco, se va dando cuenta de que le ocultan oscuros secretos, y su vida empezará a correr peligro. Novela asfixiante hasta la última página, imprescindible para los amantes del universo Grisham.

25 de enero de 2009

Louis de Wohl. "La luz apacible"


Ya había leído otro libro de este autor y he de decir que volveré a repetir. Su narrativa consigue descansarte, además de pasar un rato muy agradable. La historia es lo de menos, esta vez trata de la vida de Santó Tomás de Aquino y su tiempo, incidiendo mas en esto último. No soy un gran amante de la historia, pero así contada entra por si sola. Le he cogido mucha simpatía a uno de los personajes secundarios, Piers, ya que a Tomás lo veo a años luz de mi. Guerras, amores, milagros... todo en un único libro.

23 de enero de 2009

Brice Courtenay. "La potencia de uno"


Había visto la película "La fuerza de uno", basada en esta novela, y me había gustado. Pero cuando leí el libro me llevé una grata sorpresa. Hacía tiempo que un autor no me hacía pasar ratos tan agradables. La historia es larga y da varios giros, pero no defrauda en ninguna de sus etapas. Combates de boxeo, cárceles, aventuras... es una auténtica historia de superación personal. Pero no os penseis que es una historia de peleas y desgracias, nada mas lejos de la realidad.

21 de enero de 2009

Frederick Forsyth. "El Manifiesto negro"


Igor Komarov es un líder de la extrema derecha rusa, favorito para ganar las próximas elecciones. Espias occidentales descubren sus perversas intenciones y envían al agente Jason Monk para desbaratar sus planes.
La primera novela que leí de este autor y hasta ahora la mejor. La historia se situa entre las mejores que hay actualmente de espias. Conforme vas leyendo te vas emocionando mas, disfrutando con el estilo de Forsyth. Otra cualidad del autor es la capacidad de crear protagonistas que entusiasman, contándonos su historia personal. Su extensión no es real, parece mas corto, te absorbe y no quieres dejar de leer.

17 de enero de 2009

Martín Casariego. "Y decirte alguna estupidez, por ejemplo, te quiero"


El título lo dice todo. Es la historia de dos adolescentes que se enamoran, pero nada cursi (eso no me va), sino con un estilo desenfadado que me encantó. El autor quiere contar la historia como la contaría un adolescente, con la particularidad de que este chico es muy espontaneo; cuenta lo que le pasa, sin complejos. Yo me divertí mucho acompañando a este chaval, que intenta conquistar a su chica, haciendo de todo. Lo aconsejo vivamente, además es muy corto, se lee en dos patadas.

15 de enero de 2009

Clive Cussler. "El oro de los incas"


Me encanta la serie de novelas de este autor que versan sobre las aventuras de Dirk Pitt. Este libro -no es ni el mejor ni el peor de la saga- me dio todo lo que necesitaba al comenzar el verano. Acción, romanticismo, sitios exóticos y nada que sea mínimamente profundo. La desconexión y relajación en estado puro. No pienses, simplemente lee y disfruta. Con una historia de ritmo frenético y que te engancha desde el primer capítulo. Si te gusta James Bond o Indiana Jones, prueba a conocer a Dirk Pitt, te cautivará.

11 de enero de 2009

John Katzenbach. "El Psicoanalista"


Después de dejar pasar unos meses en el que tuvo un éxito indiscutible, me decidí a leer este thriller. Es una práctica habitual en mi, cuando un libro lo lee todo el mundo, a mi me gusta esperar un tiempo a que pase la euforia general. El libro no me decepcionó, porque el autor impone un estilo y ritmo buenos desde el principio; y es capaz de cambiarlos radicalmente a mitad de historia, sin que se vea perjudicado el conjunto. Se mete bien en la mente del protagonista, aunque el realismo de la primera parte lo pierde en la segunda. El libro es largo, pero logra mantener la emoción, sin apenas baches.

10 de enero de 2009

Noah Gordon. "El médico"


Antes de empezarlo, el libro tenía un reto difícil de superar, porque me habían hablado mucho y bien de él. Mis espectativas eran altas y quizás por eso no me quedé con buen sabor de boca. Hay que decir en su defensa que es muy extenso y no me plantee dejarlo, lo cual tiene su mérito. Con él me sucedió algo muy curioso, porque no me sentía muy atraido a seguir leyéndolo, pero cuando me sentaba a hacerlo me lo pasaba bien. La redacción es buena, pero la historia -sin ser aburrida- no lograba engancharme. No creo que repita con Gordon, ya que es unánime la opinión de que éste es el mejor.

9 de enero de 2009

Miguel Delibes. "Señora de rojo sobre fondo gris"


Lo leí este verano acompañando a mi hermana a tomar el sol y logró transportarme a otro mundo. Se me olvidó el sol, el agua, la gente... ¡Que bien escribe este Delibes! En este libro nos cuenta los últimos días de vida de una señora, desde el punto de vista de su marido. El encanto que pone en el relato es increible; le cogí un gran cariño al matrimonio protagonista. El estilo es muy sencillo y a la vez brillante. Lo recomiendo vivamente, pero leerlo con tranquilidad, saboreándolo. Por último, me gustaría hacer una mención al título, simplemente fabuloso.

8 de enero de 2009

Petros Márkaris. "Suicidio perfecto"


Mi madre y mi hermana me habían recomendado muchas veces los libros de Márkaris y Mankell, no me extraña, porque les gusta la novela policiaca. Empecé con Markaris porque me atraía mas la mentalidad mediterranea que la nórdica. Este libro es sólo un ejemplar de la saga del comisario Jaritos, el cual resuelve casos imposibles en su Grecia natal. El autor dota a su personaje de un sentido del humor y una personalidad muy mediterraneas, y no va de listillo ni tiene un físico envidiable. Me gustó el estilo, aunque el ritmo de la novela no me acabó de enganchar. Fue un buen entretenimiento, pero seguramente lo olvidaré pronto. Los reyes me han traido uno de Mankell, ya os contaré mis impresiones cuando lo acabe.

7 de enero de 2009

Daniel Pennac. "Como una novela"


Me iba de viaje un fin de semana y necesitaba un libro para la ida y la vuelta en avión. El libro cumplió perfectamente su cometido porque me duró eso. Entre el metro, la espera para embarcar y el vuelo (ida y vuelta), me lo fundí. El autor trata el problema de la gente que no quiere leer y habla de su experiencia profesional como profesor. Da algunas ideas muy buenas sobre la educación en la lectura. Pero lo que más me gustó fue notar su amor por los libros y su particular visión del lector, expresada al final del libro en sus "derechos del lector".

Declaración de intenciones

¡Allá voy! Después de estar mucho tiempo leyendo blogs de amigos y de haber hablado mucho de ello, me decido a empezar mi propio blog. El único tema que se me ocurre es mi gran hobby: la lectura. Contaré un poco la trama y mi opinión sobre los libros que vaya leyendo o que estén escondidos en mi memoria. Intentaré ser breve porque lo mejor de los libros es descubrirlos por uno mismo. Haré una serie de categorías para orientar a los interesados, aunque que nadie se me ponga académico, no soy un filólogo. ¡Que buena manera de empezar el 2009!