12 de agosto de 2009

Torcuato Luca de Tena. "Los renglones torcidos de Dios"


Alice Gould es una detective privado, que ingresa en un sanatorio para esclarecer un crimen. Pero, una carta de su médico particular dice que es una paranoica, y que ha intentado atentar contra la vida de su marido. Su gran inteligencia y su actitud, de lo más normal, hacen dudar a los médicos, sobre cual de las dos versiones es la real.

No es la primera vez que leo a este autor, y me ha vuelto a sorprender, por su estilo y su vocabulario. Da gusto leer a alguien que domina tanto la lengua castellana, haciendola accesible a cualquier lector. La historia es bastante interesante. Mantiene el ritmo y la tensión hasta el final, sin ningún bache. También aprendes muchas cosas de las enfermedades mentales, ya que el autor ingresó voluntariamente en un sanatorio, antes de escribir esta novela. La recomiendo, pues es muy agradable su lectura.

Con esta entrada me despido, pues me voy de vacaciones dentro de dos días. Estaré una semana en los Pirineos, y otra en Mallorca. Retomaré el blog cuando vuelva, en septiembre.

¡Hasta pronto!

5 de agosto de 2009

J.D. Salinger. "El guardián entre el centeno"


Me gustó este libro, de verdad. Es un libro escrito con el estómago. Me daba la sensación de estar charlando con el autor en cualquier sitio. No quiere ser pretencioso, ni falso. Escribe como le sale, sin importarle el lector. No sobra ni una mísera coma o adjetivo. Va al grano. Por eso se le llama a esta forma de escribir "realismo duro". Es como cuando lees un libro para niños. No se detiene mucho en las descripciones, ni en lo que sienten los personajes, ni emplea recursos literarios complejos. No es que el libro carezca de profundidad (nada más alejado de la realidad). Pero esas divagaciones se las deja al lector, para que las haga por su cuenta. El argumento en sí no importa. Aunque, si quereis saberlo, os dejo un enlace al blog de mi amiga Ale. De hecho, no he sabido catalogarlo dentro de ninguna temática en especial.

1 de agosto de 2009

George Orwell. "Rebelión en la granja"


En una granja, los animales deciden expulsar a su dueño humano, para formar un gobierno propio. Las buenas intenciones acaban en una tirania, donde los cerdos, los animales más inteligentes de la granja, someten a los demás a sus caprichos. La historia es una sátira del sistema comunista; de hecho, fue publicada a finales de la segunda guerra mundial. Al margen de eso, es una demostración de la corrupción que engendra el poder. El argumento es un poco previsible, dado que hoy en día conocemos perfectamente las mentiras que defendía el comunismo. Igualmente, me gustó la parábola, por su originalidad, y el ritmo que consigue mantener el autor.