26 de octubre de 2009

Lloyd Alexander. "Crónicas de Prydain. El libro de los tres"

Un día me crucé en la biblioteca con este libro, el cual despertó mi curiosidad. Le pregunté a un amigo y me lo aconsejó, sabedor de mi pasión por la fantasía. Gracias a él conocí a Tarón, un granjero muy amigo de un cerdito, que resulta tener poderes mágicos. Brujas, dragones, magos tenebrosos, zombies y muchas cosas más se cruzan en esta divertida historia.

Este es el primer libro de una saga. Es entretenido, pero tampoco para tirar cohetes. La historia tiene todos los ingredientes típicos: el malo muy malo, el heroe admirable, su chica y, como no, el viejo sabio, conocedor de varias historias antiguas, que al final resultan ser ciertas. Sirve para pasar un buen rato, pero no me siento impulsado a continuar la saga.

19 de octubre de 2009

Mark Twain. "Tom Sawyer detective"


Ya había leído algo de Twain, incluso de este mismo personaje, y la idea de repetir me atraía poderosamente. En esta ocasión, el autor nos cuenta como el abuelo de Tom es el principal sospechoso de un asesinato. La investigación y defensa de su nieto durante el juicio, hace posible el descubrimiento de la verdad.

Twain sabe llevar muy bien la historia, manteniendo la tensión, dosificando la información convenientemente. El protagonista es el que más me gusta de toda su obra literaria. Un chico inteligente, valiente, y con valores.

Se lee en un par de sentadas y deja un buen sabor de boca.

14 de octubre de 2009

J.D. Salinger. "Levantad, carpinteros, la viga del tejado"


A principios del verano tuve la suerte de leer "El guardián entre el centeno", de este mismo autor. Acabé tan encantado, que al poco tiempo decidí repetir con el tio Salinger. Sin duda, esta obra no alcanza el nivel de la anteriormente citada, pero demuestra que la fama del autor es bien merecida. Su prosa simple, directa, carente de adornos, me tiene encandilado.

En este caso, me encontré con un relato de pocas páginas y con una temática distinta. Un chaval va a la boda de su hermano, pero una vez allí, resulta que el novio decide no presentarse. Para mas inri, él es el único familiar e invitado del desaparecido novio. A partir de entonces, las situaciones absurdas y tronchantes se suceden sin parar.

Lástima que mi amigo yanki sea tan poco prolífico.

8 de octubre de 2009

Joseph Pearce. "Tolkien: hombre y mito"


Es raro ver una biografía en mi librografía, pero el caso merecía hacer una excepción. Necesitaba conocer más a fondo a este excepcional escritor inglés. Para un lector como yo, que ha disfrutado tanto leyendo libros como "El Señor de los Anillos", "El Hobitt", o "El Silmarillion", era obligatorio leer una biografía del hombre que hizo realidad esas obras de arte. Al terminar el libro, acabé fascinado con la personalidad y sabiduría de este escritor tan entrañable.

El autor se centra sobretodo en su obra y su estilo, más que en su vida propiamente dicha. También me sirvió para profundizar en el género de los llamados "cuentos de hadas", algo que me encantó, a pesar de no ser un amante de la filología.

2 de octubre de 2009

Caroline Alexander. "Atrapados en el hielo"


Como soy un gran amante de la naturaleza, de vez en cuando me gusta leer libros sobre expediciones a lugares extremos, donde la supervivencia no es nada fácil. En este caso, un grupo de valientes, que pretendian ser los primeros en atravesar la Antártida, acaban "atrapados en el hielo". A partir de entonces, tendrán que cambiar sus planes, y adentrarse en lo desconocido, soportando condiciones infrahumanas.

La historia, que es real, nos demuestra lo que el ser humano es capaz de hacer en situaciones límite. El ritmo y estilo es periodístico, aunque a veces se atasca un poco. El libro me gustó, pero con semejante historia, se podría haber apuntado aún más alto. Muy recomendable para los que comparten conmigo esta afición, e interesante para el resto.