30 de diciembre de 2010

Lo mejor que he visto en 2010

Le toca el turno a las películas y aquí he tenido muchos problemas para decantarme por sólo unas pocas. Las 3 mejores las tenía muy claras, pero he dudado muchísimo a la hora de decir cual era la mejor. La clasificación final ha quedado de la siguiente manera:

1. Origen
2. La Red social
3. Toy Story 3
4. Up in the air
5. Sherlock Holmes

Verdaderamente hemos tenido un año cinematográfico bastante bueno. Valga decir que he dejado fuera auténticos peliculones como por ejemplo En tierra hostil o La carretera.

¡Feliz año nuevo!

27 de diciembre de 2010

Lo mejor que he leído en 2010

Cuando quedan pocos días para finiquitar el año, uno siempre echa la vista atrás, para ver como ha ido todo. Yo ahora me quiero centrar en el ámbito de mis lecturas. Ha sido otro buen año lector, donde he seguido disfrutando con multiples libros. Pero si tuviera que mencionar a unos pocos, serían estos:

1. El Sueño eterno, de Raymond Chandler.
2. Todos los hermosos caballos, de Cormac McCarthy.
3. El Tesoro de Alejandría, de Clive Cussler.
4. El último encuentro, de Sándor Márai.
5. Todo lo que muere, de John Connolly.

Son, sin duda, los libros con los que me lo he pasado mejor. Como vereis, hay un poco de todo: aventuras, negro, drama... Sé que ninguno de ellos es nuevo de este año, pero es que no suelo leer lo último de lo último.

¡Feliz Navidad a todos!

19 de diciembre de 2010

Wong Kar Wai. "My blueberry nights"

Siempre me ha costado un poco cogerle el truco a las películas que usan otro lenguaje. Me pasa igual con los libros. Y esta película es diferente, atípica. Pero después de los primeros minutos, en los que me acostumbré a las reglas de este formidable director, disfruté como no pensé que lo iba a hacer, y me parecía que ya nunca más querría ver algo distinto.

Es una historia de corazones rotos. Aunque más bien debería decir una historia de historias, en la que acompañamos a Elizabet en su viaje por ciudades como Nueva York, Memphis o Las Vegas, donde conoce a otras almas con heridas producidas por el amor (que son siempre las más dolorosas).

No hace falta que os diga más, porque no es una película con un argumento muy definido, ni con grandes diálogos. Es una película de miradas, de sensaciones. Su belleza estética es deliciosa. Las imágenes, las canciones, los colores, son las herramientas que utiliza el director-guionista para contarnos lo que quiere. Para ello, cuenta con un reparto que cumple la difícil misión de estar a la altura.

12 de diciembre de 2010

Dominique Lapierre. "La Ciudad de la Alegría"

Nos situamos en Calcuta, en los barrios más pobres de esta ciudad multicultural. Allí acompañamos a Hasari Pal, que mantiene a su familia tirando de un carrito, y también a Paul Lambert, sacerdote que lo ha dejado todo para convivir con los que no tienen nada. Aprendemos algunas costumbres de la cultura india y de la religión hindú. Contemplamos el sufrimiento de tanta gente, pero también su capacidad de sobreponerse ante la adversidad, así como de querer y de vivir con una sonrisa. Es un relato que nos hace entrever que el sufrimiento tiene un sentido y que muchas veces saca lo mejor de las personas.

La historia es sobrecogedora, pero pasada la mitad del libro puede llegar a cansar. Es lo que a mi me ha pasado. Por muy bonita que sea la narración, cuando pierde la capacidad de sorpresa, deja de engancharte. Sólo me quedaba un tercio para terminar, pero me he visto saturado de tanto relato enternecedor, y la intriga por saber como termina ha desaparecido. Hasta entonces el autor había mantenido el pulso narrativo, pero debería haber abreviado un poco.

No lo sé a ciencia cierta, pero creo que he captado la esencia de la historia, y que sólo me he perdido más de lo mismo.

7 de diciembre de 2010

John Hillcoat. "La Carretera"

Son varias las personas a las que escucho decir que hoy en día no se hace buen cine, que las películas de Hollywood están vacías. Son las mismas personas que cuando se estrena una película buena, llena de contenido, pero dura, no van a verla.

Aunque me resisto a decir que esta película es dura, porque sólo lo es en apariencia. Es verdad que el ritmo es lento, que el paisaje es desolador, que la fotografía es gris, que hay escenas de gran crudeza. Además, la historia es la de un padre y un hijo que huyen de caníbales, de una madre/esposa que se ha rendido, de un clima devastador... Pero lo peor es que huyen de un mundo que está hecho polvo, buscando no se sabe muy bien qué.

No obstante, todo eso es secundario, porque es simplemente el marco de un cuadro, que nos muestra una historia sobre el amor entre un padre y un hijo. El mensaje que nos cuenta se puede resumir con un diálogo: "¿Seremos siempre los buenos? ¿No importa lo que pase?" (pregunta el hijo). "Siempre lo seremos" (responde el padre). En medio de una situación de lo más deprimente, lo único que les importa es hacer el bien.

Por último, diré que también es un buen ejemplo de como adaptar una obra literaria al lenguaje cinematográfico. Cambia algunas cosillas, pero sin perder la esencia.