30 de julio de 2011

Roland Joffe. "Encontrarás dragones"

Había leído que esta película era una propaganda del Opus Dei, una biografía de su fundador, San Josemaría Escrivá. Se nota que en España nos encanta etiquetar y simplificar, o quizás yo me he equivocado y he visto otra película; porque Escrivá no es ni tan siquiera el personaje principal (si acaso el co-protagonista), y lo que se habla del Opus Dei es bastante poco. Sólo hay que ver que el productor, director y guionista (vaya, la peli es suya) se define como agnóstico, de izquierdas, y ha estado casado tres veces.

Si uno deja atrás estos prejuicios, se encuentra con un buen drama histórico, ambientado en su mayor parte en la época de la guerra civil española, que merece la pena ver. La producción es de primerísima división. El reparto, sin ser muy conocido, lo hace bastante bien. La dirección de Joffe (director de "La Misión") me ha encantado, porque sabe decir mucho con sus imágenes. El guión es muy ambicioso, con un final impactante. Aunque creo que intenta decirnos demasiadas cosas, y quizás a ratos se pierda un poco. Pero el hecho de volverme tan exigente es debido a que me da rabia ver una obra que, siendo buena, podría haber sido muy buena.

Para terminar, os diré que una vez vista la película el título me ha gustado mucho, y que nos volveremos a ver en septiembre.

24 de julio de 2011

Lincoln Child y Douglas Preston. "Los asesinatos de Manhattan"

Durante una excavación en un antiguo solar de Manhattan aparecen varios cadáveres mutilados. Las investigaciones concluyen que datan del siglo XIX, cuando varias personas fueron brutalmente asesinadas. La sorpresa es aún mayor cuando en la actualidad empiezan a producirse unos crímenes muy parecidos.

No es la primera vez que sigo las aventuras del agente especial Pendergast, que en esta ocasión cuenta con la ayuda de Nora Kelly, arqueóloga del Museo de Historia Natural. Pero la pareja de autores esta vez no ha conseguido una historia tan redonda. Además, chirría mucho cuando pasa de una historia policiaca normal y corriente, al terreno de la ciencia ficción. Si desde el principio del libro vas avisando y dejando señales de que te vas a meter por esos derroteros, no pasa nada, pero si lo haces sin anestesia previa, el resultado no funciona. Para más inri, ver al tal Pendergast bucear por su mente como si de una máquina del tiempo se tratara, ya sobrepasa todos los límites de verosimilitud.

18 de julio de 2011

Gouch & Millar. "Smallville" (I)

El joven Clark Kent debe aprender a controlar sus cada vez mayores poderes, a la vez que resuelve los problemas típicos de un adolescente normal en el pueblecito de Smallville.

Las dos primeras temporadas de esta gran serie están claramente destinadas al publico que comparte la edad de sus protagonistas. Pero ya se ven en ellas los detalles que la convertirán en una serie de referencia en su campo. Es una apuesta segura si eres padre de adolescentes y quieres quedarte tranquilo con lo que ven  por la tele, ya que no deseas que vean la basura que abunda en la mayoría de las series destinadas a este público. No cierro con ello la puerta a los adultos, ya que yo la empecé a ver con 25 años y me enganchó del todo.

En futuras entradas prometo hablaros del resto de temporadas que he visto.

11 de julio de 2011

Miguel Delibes. "Las ratas"

El maestro Delibes nos narra en esta novela la vida de un pequeño pueblo castellano. El protagonista es el Nini, un niño que vive con su padre, el Ratero (llamado así porque se dedica a cazar ratas), en una cueva a las afueras del pueblo.

Para mi Delibes siempre será el autor de El camino, un libro que me encantó, y que incluso he leído más de una vez. Me informaron que el libro más parecido a ese del mismo autor era este, así que no me lo pensé dos veces y lo saqué de la biblioteca. Pero me he encontrado con una historia mucho más triste, a ratos muy difícil de seguir por el vocabulario rural que utiliza y sin la magia de aquella. Que se le va a hacer, otro Delibes será.

5 de julio de 2011

Agradables descubrimientos

  

Rian Johnson. "Brick"
Brendan es un estudiante de instituto. Después de la inesperada aparición de su ex-novia, para luego volver a  desaparecer, decide investigar que ha sido de ella. Nos encontramos con una de las mejores películas negras de los últimos años. Sus personajes son adolescentes y los medios no son muy grandes, pero le sobra calidad. Vemos a Joseph Gordon-Levitt, un actor que promete mucho, dar sus primeros pasos.



Tomas Alfredson. "Déjame entrar"
No os equivoquéis: ved la versión sueca, pues la americana es una burda copia. El título original es "Let the right one in". Al lado del resto de historias vampíricas que últimamente están tan de moda, destaca especialmente esta película, que aporta un punto de vista original. En ella acompañamos a Oskar, un niño de doce años que empieza a conocer a su nueva y misteriosa vecina.