27 de septiembre de 2009

Gaston Leroux. "El misterio del cuarto amarillo"

Un periodista trata de resolver el crimen y posterior huida de un criminal, en el interior de una estancia inaccesible. A pesar de los tópicos del género, esta es una buena historia de intriga y misterio, bien contada, manteniendo la emoción hasta el último momento. El enigma parece irresoluble, hasta un final inesperado y resuelto de forma majestuosa. El autor tiene estilo, algo que demuestra ofreciéndonos un clásico de los que no se olvidan. El protagonista es inteligente, pero sin llegar a lo inverosimil, lo cual se agradece.

22 comentarios:

  1. Muy buenas, Hilario.

    El misterio del cuarto amarillo es una de esas novelas que no se olvidan. Presenta de una manera muy ingeniosa una de estas historias de crímenes cometidos en una habitación cerrada, y Rouletabille, el protagonista, se hace querer.

    Tengo pendiente su relectura. Lo leí en la edición que ilustra tu entrada, y hace un año lo encontré en bolsillo en una librería de ocasión y me hice con él.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho cuando lo leí, muy ingenioso. Pero el estilo me resultó un tanto antiguo.

    ResponderEliminar
  3. Me lo leí hace mucho tiempo, el típico libro de lectura que te dan en el colegio para lecturas de verano. Me lo pasé muy bien con él. Un buen recuerdo.

    ResponderEliminar
  4. Homo libris, a mi entrada le faltaba algo, pero tú lo has solucionado con ese comentario. ¡Qué disfrutes su relectura!

    Pilu, sí que es algo antiguo, ¿pero eso es una pega? A mi me viene bien, cuando estoy imbuido por la forma de escribir actual. Es una riqueza de expresiones y vocabulario que me gusta disfrutar. Es como si me dijeras que "Casablanca" es una película mala por ser antigua. Seguro que no te cogió en un buen momento.

    Gise, ¡qué suerte tuviste! A mi me recomendaban libros que eran tremendamente aburridos. Me alegra volver a verte por aquí.

    ResponderEliminar
  5. Yo me lo leí a los 14 años, más o menos, pero quien me lo recomendó fue una compañera de clase, diciéndome que era un misterio que no se podía resolver pero que sí tenía una explicación, y claro, despertó mi curiosidad.

    Hace poco lo vi de pasada en la biblioteca, en la sección infantil (muy discutible, su ubicación) y me hizo mucha ilusión reencontrarlo, gracias a tí también por recordármelo.

    ResponderEliminar
  6. me gusta el genero negro, asi que me lo apunto a ver si soy capaz de encontrarlo en la biblioteca y si no me acerco a una libreria de viejo y ocasión porque no creo que lo encuentre en la Casa del libro

    ResponderEliminar
  7. Hola Hilario
    yo no me lo he leído, y ya me está picando la curiosidad con lo que decís.
    Además me hacen trabajar tanto tus "colegas", que necesito un reto, lo del estilo no es un problema, que se lo digan a Wikie Collins, de quién se dice que inventó el género con La mujer de blanco,y hablamos de mil ochocientos y pico...

    ResponderEliminar
  8. Loque, o mujer de incontestable belleza, tienes razón, yo no lo metería en la sección juvenil, aunque también lo pueden disfrutar los jóvenes. Yo, de hecho, lo leí cuando tenía 19 años.

    Carmina, es un clásico, seguro que lo encuentras. Si te gustan las novelas negras, no lo dudes, es un éxito garantizado.

    Maribel, si mis colegas te hacen trabajar tanto será por algo. Seguro que tienen sus motivos (jejeje).
    Wilkie Collins es otro gran clásico, por cierto.

    ResponderEliminar
  9. Gracias, veo que poco a poco el nombre va calando, de ahí a ser reconocida en el mundo-mundial por ese nombre y ser entrevistada en todos los dominicales, solo hay un paso.

    Oye ¿quiénes son tus colegas? ¿los clásicos?

    Por cierto ¡Qué maravilla La Dama de Blanco! Me sorprendió mucho cuando me la leí.

    ResponderEliminar
  10. Me gustan muchos los clásicos, y éste no lo había visto, lo anotaré en mi lista.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Vale, me fustigo yo sóla, ya veo que estáis atentos, Hilario que ha visto que me he comido la l de Wilkie collins, y Loque cuando habla de La Dama de blanco de este autor, título correcto, el que yo le adjudico debía ser influencia de Mujer de incontestable belleza que se está haciendo tan famosa.
    Lo que pensé una vez envíado el desastre de comentario era: Este señor es el de El Fantasma de la Opera, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  12. Loque, cuando te entrevisten en una revista dímelo, para comprarla.
    Sobre el comentario de Maribel, ultimamente está escribiendo medio en código para fastidiarme, y la entiendo a medias, así que tendrá que aclararnoslo ella. Yo había entendido que mis colegas son los ingenieros, pero no sé.

    Deigar, es un valor seguro este autor. Como bien dice, fue el que escribió "El fantasma de la Ópera", que también he reseñado en este blog.

    Maribel, he tenido compasión de ti, algo raro en mi, porque podría haberte machacado sin piedad. Pero veo que te has dado cuenta indirectamente. Y estás en lo cierto, fue el autor del "fantasma".

    Gracias Eva, me alegro que te guste. Ya casi tengo acabado todo lo que había pensado en mis vacaciones.

    ResponderEliminar
  13. Maribel, te juro que ni me había dado cuenta de que le habías cambiado el nombre y que después yo puse el correcto.

    Se ve que a mí también me ha calado hondo y ya no discierno, mi "indivisible" (R. dixit)belleza, digo.

    A lo mejor me llaman para alguna revista de psiquiatría para ilustrar "Transtornos del ego de difícil tratamiento" o algo así...

    ResponderEliminar
  14. Hilario pues lo mismo un día de estos me pongo yo con lo que yo tenía pensado, el problema que tengo es que al ser mi blog de wordpress hay muchas cosas que no puedo hacer y otras muchas que necesito que me las hagan... en fin.

    ResponderEliminar
  15. Hola Hilario. No se si con tantas desdichas laborales empiezo a tener alucinaciones pero juraría que el otro día tenías otro fondo.
    Respecto al libro, como a mí me gustan los clásicos, la novela negra y los clásicos de novela negra me apunto tanto tu libro como
    La Dama de Blanco.

    P.D: no comenté en Carrie porque los libros (y películas) de terror no me gustan. Por contra, a una de mis cuñadas, "cuanto más, mejor"
    Me voy a buscar a los niños con canicas.

    ResponderEliminar
  16. Hola Hilario,
    lo siento si estoy muy críptica, debe de ser el otoño; y sí , tus colegas son los ingenieros, jejeje.
    Gracias por no afearme el error ;-) , le cambio el nombre a todo, ¿tendré que ir a terapia Loque?
    Nos tienes esperando a Capote; Truman, Truhan ¿como era?...
    Un saludo ;-)

    ResponderEliminar
  17. no conocía ni el libro, ni el autor así que me lo apunto en mi libreta...¡me da tantísimo gusto ver que ya es famosa la inigualable belleza de loque! ¡eah! que comienza la dominación mundial!

    Un abrazo,
    Ale.

    ResponderEliminar
  18. Encontré lo que creo que sería la segunda parte en mi biblioteca, "El perfume de la Dama de Negro" y al buscar información encontré muy buenas críticas del Cuarto Amarillo así que desde entonces estoy a ver si me hago con él. Me alegra que vuestras valoraciones sean igualmente positivas.

    ResponderEliminar
  19. Loque, no te disculpes con los "guisantes", que ponen cara de niños buenos, pero no lo son. Hay que tener cuidado con ellos (jejeje).
    No sabia que tu belleza fuera también indivisible. Se ve que R. piensa que tu belleza es perfecta. Porque ya sabes, la perfección siempre es una, y no se puede dividir en partes (¡toma ya! frase filosófica al canto).

    Eva, no te creas que yo soy un experto en la materia. Muchas veces tengo que preguntar. A ver si nos sorprendes algún día.

    Lammermoor, ¿otro fondo? Definitivamente, estás fatal, pues hasta ves alucinaciones y todo (jejeje).
    No tienes que dar explicaciones, tu comenta los libros que te dé la gana. Yo hago lo mismo.

    ResponderEliminar
  20. Maribel, ¡lo he acertado! Ya me falta menos para conocer la jerga de los de "letras".
    La terapia loque siempre viene bien, aunque estés completamente cuerda.
    Tendreis que esperar un poco más con Truman, porque me lo estoy tomando con tranquilidad (i'm sorry).

    Ale, no conocías al tio Leroux. Pues fue el autor de "El fantasma de la ópera" (reseñado también en este blog). A mi, hasta ahora, me ha dado muy buenos momentos de lectura.
    Inigualable, indivisible, incontestable, inigualable, inconmensurable, inabarcable... no hay palabras para describir la belleza de nuestra Loque. El mundo se nos va a quedar pequeño, ¡hay que aspirar a más!

    Elwen, si hay tantas opiniones a favor, por algo será. Me alegra haberlo sacado a colación.

    ResponderEliminar
  21. ¡Ah! y ¡bienvenida Elwen! Acabo de caer en cuenta que nunca habías comentado nada por aquí. Como te he visto en tantos blogs, y he visitado el tuyo un par de veces, ya me había acostumbrado a ver tu nombre.

    ResponderEliminar