10 de mayo de 2011

Dashiell Hammett. "El halcón maltés"

La novela negra está de moda. Pero a todos los seguidores de Harry Hole, Kostas Jaritos, Charlie Bird Parker o Kurt Wallander, por citar a algunos, os digo que yo me quedo sin dudarlo con Philip Marlowe y Sam Spade. Este último, protagonista del libro que nos ocupa, describe su método de la siguiente forma: arrojar una barra de hierro dentro de una máquina en funcionamiento aunque las piezas al saltar puedan herir a la gente. Vaya, un tipo duro donde los haya, que no confía en nadie, y con un humor irónico que saca a relucir a la mínima oportunidad.

El título de la novela se refiere a una estatuilla con forma de halcón, incrustada de piedras preciosas. Esta llega a San Francisco, donde una serie de delincuentes y una mújer fatal, como no podía ser de otra manera, siguen su pista,  hasta que entra en juego nuestro sombrío detective.

Una novela negra de primer nivel. Imprescindible para los amantes del género.

8 comentarios:

  1. Buena reseña. Tengo que retomar a Hammett, que hace mucho que no leo nada: tanto escandinavo y tanta historia y uno se olvida de los clásicos.

    ResponderEliminar
  2. Me la han recomendado varias veces pero aún no la he leído. Pero le tengo ganas, a ver si me animo con ella un día.

    bsos!

    ResponderEliminar
  3. Un clásico de la literatura -y el cine, no os olvidéis- no sólo del género. A mí me gusto mucho, mucho. Quizás lo relea. saludos.

    ResponderEliminar
  4. Ion, veo que te has sentido identificado en mi inicio de entrada (jajaja).

    Rosalía, vale mucho la pena, sobretodo si te gusta mucho el género.

    Ignatius, no me olvido de la película, que es muy recomendable también, pero me sigo quedando con la novela.

    ResponderEliminar
  5. Totalmente, pero estoy intentando dejarlo, como el tabaco.

    ResponderEliminar
  6. Yo no se muy de novelas negras en particular, pero si es una buena novela, la tendré en cuenta ;)

    ResponderEliminar
  7. Este libro es uno de mis pendientes y ya le tengo echado el ojo en la biblio, la peli por supuesto, me encantó. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Ion, ¿el tabaco? ¿porque? Antes era fácil ser fumador: molaba y estaba aceptado. Ahora es cuando es una manifestación de rebeldía que no puedes dejar pasar (jajaja).

    Ismael, lo es sin duda, pero muy negra también. Tú mismo.

    Carol, pues a mi me ha gustado más el libro, como casi siempre, así que imagínate.

    ResponderEliminar