17 de enero de 2009

Martín Casariego. "Y decirte alguna estupidez, por ejemplo, te quiero"


El título lo dice todo. Es la historia de dos adolescentes que se enamoran, pero nada cursi (eso no me va), sino con un estilo desenfadado que me encantó. El autor quiere contar la historia como la contaría un adolescente, con la particularidad de que este chico es muy espontaneo; cuenta lo que le pasa, sin complejos. Yo me divertí mucho acompañando a este chaval, que intenta conquistar a su chica, haciendo de todo. Lo aconsejo vivamente, además es muy corto, se lee en dos patadas.

6 comentarios:

  1. Por favor!!!!me encantó. Lo leía cada vez que me constipaba y no iba al colegio. Es tan auténtico.Cómo me alegro que se reconozca la frescura de una novela así.Otro que me gustó del mismo autor fue Qué poca prisa se da el amor. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Creo que no alcanzó tu culto por el libro, pero lo que dices es verdad. Me anoto tu sugerencia, ¡gracias!

    ResponderEliminar
  3. Un libro fresco, entretenido y que te hace emanar ternura por los cuatro costados!! me encantó (lo leí con 15 años, supongo que quizás ahora cambiaría mi percepción, pero es literatura juvenil muy entretenida)

    ResponderEliminar
  4. No creas que cambiarías mucho tu opinión, yo lo leí con 25 años y ya ves

    ResponderEliminar